¡Bienvenido a Musicam Sacram!

Musicam Sacram es un sitio dedicado a la distribución de materiales y partituras adecuadas para su utilización en la liturgia católica, así como a la difusión de las enseñanzas que a este respecto ha emitido la Iglesia a través de su Magisterio. Poco a poco iremos enriqueciendo el contenido de este sitio para convertirlo en una herramienta útil para todos aquellos que ejercen el Ministerio del Canto.

Image

Y, ¿por qué Musicam Sacram?

Musicam Sacram es el nombre del documento que la entonces llamada Sagrada Congregación de Ritos publlicó en 1967, a raíz de la reforma a la Sagrada Liturgia que se había llevado a cabo en el Concilio Vaticano II, con la Constitución Sacrosanctum Concilium. En Musicam Sacram, la Iglesia estableció los lineamientos principales que dirigen la acción de todos aquellos que desempeñamos el Ministerio del Canto en la Sagrada Liturgia.

Es importante dejar claro, que es muy diferente el conjunto de lineamientos y actitudes que se requieren de quienes llevan a cabo el Ministerio de Canto en la Liturgia, que el de aquéllos que desempeñan el servicio de animar musicalmente asambleas de oración, retiros o encuentros de evangelización. Son dos ámbitos completamente diferentes de la vida de la Iglesia y requieren de una preparación también distinta, así como de un repertorio musical adecuado para cada situación.

Este sitio está dedicado a proporcionar información, herramientas y partituras a quien desempeña el Ministerio del Canto en la Sagrada Liturgia y quiere profundizar y mejorar en el desempeño del mismo.

Algunos datos sobre la Música Sacra

San Pío X, en el Motu Proprio Tra le Sollecitudini publicado en 1903, considerado como "la Carta Magna" de la música sacra, establece que la música sagrada es aquélla que fue escrita expresamente para la celebración litúrgica y tiene entonces una doble finalidad que es primero la de dar gloria a Dios y después, la de santificar y edificar a los fieles. Por ello señala para ella tres caracteristicas:

Debe ser santa

Debe excluir todo lo profano, y no sólo en sí misma, sino en el modo con que la interpreten los mismos cantantes.

Debe tener arte verdadero

De otro modo, no podrá generar una atmósfera que permita profundizar en el misterio que se celebra.

Debe ser universal

Aunque se utilicen formas particulares de cada región o país en la música sacra, deberá poder ayudar una persona de cualquier lugar del mundo a profundizar en el misterio que se está celebrando.

Los géneros de Música Sacra

Basándose en el documento de San Pío X, la Constitución Sacrosanctum Concilium y después la Instrucción Musicam Sacram, definen cuatro géneros de música sacra que son:

  1. Ante todo el Canto Gregoriano, que es considerado como el género propio, por excelencia, para la Sagrada Liturgia.
  2. La polifonía sagrada antigua y moderna, es decir las composiciones escritas para coros al menos a cuatro voces (sopranos, contraltos, tenores y bajos) y que también pueden llevar acompañamiento, principalmente del órgano.
  3. La música sagrada para órgano y otros instrumentos admitidos. En este caso, se considera que el órgano es el instrumento musical idóneo para la Sagrada Liturgia, pero corresponde a cada Conferencia Episcopal el determinar qué otros instrumentos están admitidos para el culto.
  4. El canto sagrado popular litúrgico y religioso, es decir las composiciones que se realizan para coros más modestos, como el caso de nuestros coros parroquiales y que tienen como base los textos litúrgicos o textos basados en la Sagrada Escritura y que utilizan las diversas tradiciones musicales propias de cada pueblo, con el adecuado apego a la naturaleza propia de cada acción litúrgica.
Image

Además de la formación musical, se dará también a los miembros del coro una formación litúrgica y espiritual adecuada, de manera que, al desempeñar perfectamente su función religiosa, no aporten solamente más belleza a la acción sagrada y un excelente ejemplo a los fieles, sino que adquieran ellos mismos un verdadero fruto espiritual.